Unidad Funcional de mama

El cáncer de mama es un problema de salud pública y es la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres.

Entre los años 1.975 y 1.995 hay una evolución ascendente en la tasa de mortalidad por cáncer de mama con un aumento del 45% durante estos 20 años. En el período 1.995-2.001 su incidencia ha ido aumentando año tras año, pero su mortalidad ha ido disminuyendo.

En los Planes de Salud Pública de Cataluña se hace el propósito de disminuir la tasa de mortalidad aumentando los programas de cribaje para poder diagnosticar precozmente el cáncer i obtener un mejor pronóstico. Hoy en día el 100% de las mujeres catalanas entre 50 y 69 años ya están englobadas en programas de cribaje del cáncer mama.

Consciente de la problemática que implicaba el cáncer de mama, en los años 70 el Profesor Charles Marie Gros evocaba el concepto de Sinología como ciencia que estudia la glándula mamaria solicitando su consideración como especialidad, justificada por la peculiaridad del órgano a estudiar, la necesidad de medios específicos para su diagnóstico, el tratamiento diferenciado de sus enfermedades y la repercusión positiva de su aplicación en la práctica.

Una vez aceptada la necesidad de esta nueva especialidad, pero dadas las dificultades jurídicas para su aplicación, se intenta solucionar la problemática aparecida con la creación de Unidades Funcionales de Patología Mamaria.

Dentro de estas Unidades se integran una serie de especialistas relacionados con la Patología Mamaria y con una formación global e intensiva de la enfermedad y otros especialistas con dedicación en la parcela de su especialidad que trata sobre las afecciones de la glándula mamaria.

Para integrar todo este grupo de profesionales de diferentes especialidades pero con un interés común, se funda en noviembre de 1.980 la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria con el Dr. Miquel Prats i Esteve, como primer Presidente, y con La Revista de Senología y Patología Mamaria que se edita de forma continuada desde 1.997 como vehículo de expresión de la Sociedad. Dentro de esta Revista se admiten artículos de las diferentes especialidades implicadas en la Sinología.

En el año 1.999 el EUSOMA (European Society of Mastology) en una reunión celebrada en Leuven, un grupo de expertos exponen los estándares necesarios para formar Unidades de Patología Mamaria en Europa.

Esta normativa considerada muy exigente y reservada a Hospitales de tercer nivel fue matizada por la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria que estableció sus propios criterios de acreditación, más asumibles por hospitales comarcales.

La Unidad Funcional de Mama del Hospital de Igualada inicia su actividad en enero de 2014, con una consulta donde el equipo quirúrgico y oncológico informa a las pacientes y proponen un tratamiento conjunto y en una misma consulta. Todos los casos que se ven en la Unidad se presentan al Comité de Tumores para planificar el tratamiento y evaluar los casos que planteen problemas diagnósticos. Se trata de un comité pluridisciplinar donde participan todos los profesionales implicados en la patología, incluida una radioterapeuta del ICO.

Se ha creado la figura de la gestora de casos que se ocupa de programar las primeras visitas y controlar las demoras de todos los circuitos y procesos y avanzar las pruebas que sean prioritarias. También recibe las llamadas de las pacientes atendiendo sus inquietudes y valora la necesitad de apoyo psico-social. Se dispone también de un psiconcólogo para ayudar a las pacientes y familiares a afrontar la enfermedad en las mejores condiciones y mejor estado de ánimo.

Mama

El equipo quirúrgico es específico, está formado por un anestesista con especial dedicación en patología de mama e instrumentistas con una larga trayectoria de trabajo en la Unidad.

En el postoperatorio las voluntarias de la Asociación Contra el Cáncer visitan a las pacientes que quedan ingresadas y explican sus vivencias personales para dar un mensaje positivo. Durante el ingreso, las pacientes intervenidas de linfadenectomía son valoradas por el fisioterapeuta que enseña unos ejercicios y les da unos consejos para prevenir el linfedema.

Durante los tratamientos con quimioterapia las enfermeras de oncología aconsejan y dan instrucciones para prevenir y paliar los efectos adversos del tratamiento y sobre cuestiones estéticas.

También disponemos de un programa para pacientes que han superado un cáncer de mama con un protocolo de seguimiento para la detección precoz de la recidiva, control de la salud ósea y promoción de la salud con un cambio de hábitos y reducción de los riesgos.

En resumen, un equipo de profesionales con especial dedicación a enfermedades de la glándula mamaria para ofrecer un rápido diagnóstico y el mejor tratamiento personalizado.

Consorci Sanitari de l’Anoia · Hospital d’Igualada
Av. Catalunya, 11 · 08700 · Igualada · Barcelona · T. 938 075 500
   Nuevo Codi Tipus   logo xarxa
Fecha última actualización: 14/12/2017